Qué difícil es alimentar a una cierta cantidad de perros al mismo tiempo, aunque también lo es cuando sólo alimentamos a uno solo, no se si te ha pasado, pero he observado lo difícil que es quitarle el plato de comida para cambiarlo de lugar, porque la reacción del perro es defender su alimento.

Escuche una comentario que dice: «si nuestro amigo canino come bien en casa, es porque está bien adaptado», y creo que tiene mucha razón, ya que hasta siendo nosotros mismos cuando estamos en un lugar donde no nos encontramos en confianza, no comemos del todo bien.

Algunos consejos que pueden favorecer la paz entre tú y tu mascota a la hora de comer.

Hábitos de alimentación 

El premiarlo es una buena idea, sólo que es recomendable no hacerlo diariamente, ya que puede convertirse en un soborno, y entonces tu perro tomará el lugar de líder entre tú y él. 

Es importante no ser muy rígidos con los horarios, ya que ellos descifran muy bien las rutinas, puedes variar un poco para que no te afecte en tus actividades cotidianas. Podríamos darle una vez de comer, dividiéndola en 2 raciones, esto puede ayudar a mostrar tu dominio sobre él. 

Control sobre la comida

Es importante darle a conocer que su comida no es lo primordial pero tampoco un reto.

1.- Prepara su comida, come un bocado (galleta, etc.,), espera unos minutos, dásela y voltéate (dale la espalda) esto le permitirá interpretar que no lo estas desafiando, ya que ellos (cómo en el artículo anterior) al tener un contacto visual es símbolo de enfrentamiento.

2.- Una vez que la pongas la comida en el piso, es trascendental que si tu canino no la come, retires el plato, aun así no haya comido, ya que aprenderá una lección, y  se la darás hasta la siguiente hora de alimento. 

Si es agresivo…

3.- …divide en 3 raciones su comida y sólo en la primer comida comerás un bocado, después darás el primer plato, voltéate y terminando el primero, darás enseguida el segundo a una distancia considerable del primero, retirando el primer plato, después de comer el segundo, el tercer plato lo colocarás en donde pusiste el primero.

4.- Cuando comience a comprender el sentido de alimentación, puedes dejar de comer un bocado al inicio de su comida, esto le permitirá darle a conocer que tienes la decisión de hacerlo o no hacerlo.

5.- ¡Ten cuidado con los huesos que le das! 

Son una fuente natural que le brinda nutrientes, pero si es necesario cuidarlos mientras los comen. Los huesos de falda son los mejores para ellos, los cocidos son peligrosos, porque no lo digieren y pueden astillarse.

De preferencia no se lo des cuando sea por distracción o para tranquilizarlo, es mejor que sea en la comida o cómo premio. 

Es así como terminamos nuestros consejos sobre cómo alimentar a nuestro perro, siendo una tarea fácil, ponlos a prueba, se constante y obtendrás resultados benéficos.

Share: