Agresividad 

La agresividad es un factor que influye en la relación con tu mascota, es importante saber cuál es la causa de esto, ya que si sabes que acciones hacen a tu perro agresivo, puedes evitarlos desde temprana edad, y si no, aun es tiempo de corregirlos.

Las conductas agresivas no florecen de la nada, puede ser por la falta de socialización con otros perros o malas experiencias con humanos. Destaquemos que estamos tratando con perros, no con humanos, y esto conlleva a enseñarles a tener autocontrol y a marcar límites.

Evitar…

  • Molestar a los perros o confrontarlos con la mirada, recuerda que si lo miras a los ojos, puede ser señal de que lo estés confrontando.
  • Despertarlo de un sueño profundo, sabemos que tienen sueños donde observamos que lloran, ladran etc, y es inquietante verlo sufrir en el sueño (me ha pasado) y lo que hacemos es despertarlo para apapacharlo pero si lo vamos a hacer, tenemos que llamarlo fuera de su zona, para saber que si va a nosotros, es porque no responderá agresivamente. 
  • No beses o pongas tu cara cerca de un perro extraño.

Los perros expresan sus sentimientos y emociones a través de gruñidos o una actitud física (morder), por ellos debemos tratarlos con firmeza y amistad, demostrarle que eres el mejor líder para protegerlo y brindarle un vida favorable. 

Un problema de conducta muy visible y que aparentemente es normal, es observar que le ladra sólo a algunas mujeres, o algunos hombre, algunos niños o de manera general, esto es símbolo de sobreprotección, y esto no es de dejarlo pasar, es momento de actuar.

En la comida, cuando le das su plato y después se lo quitas, es como confundirlo y provocas en el error de confundirlo, evita hacerlo, ya que para el la comida es muy importante. 

Si al momento de ponerle correa a tu canino, se pone agresivo, o ataca es porque se siente amenzado, es momento de actuar, de mostrarle confianza, aléjate un poco, sin soltarlo y con voz suave y dulce demuestra que todo está bien. 

Pon en practica los 5 pasos que se mencionan en el artículo anterior.

Evita situaciones difíciles como las siguientes:

  • gritarle al perro
  • mostrar agresividad
  • correr
  • interponerte entre el perro y su dueño
  • invadir el espacio de un perro
  • o acercarte a los cachorros recién nacidos o a la perra.

Pero lo más importante es que nunca ignores las señales que tu perro o un perro esté dando. La mayoría de los perros son amigables, tranquilos pero el ser humano los hace reaccionar de esta manera porque no los entendemos, aparte, es su instinto.

Share: